APRENDIZAJES ACTIVOS

Posted on septiembre 15, 2010

0


 

Escuchar y olvidar
Ver y recordar
Hacer y comprender
Los mapas conceptuales son ya reconocidos como un importante elemento del aprendizaje visual, por su capacidad de evidenciar la organización conceptual a través de la representación visual del conocimiento. 

 

Pero un enfoque más actualizado de la interactividad con los mapas conceptuales, y de su concepción misma nos conduce a utilizar su potencialidad de representación y gestión del conocimiento, llegando más allá de su capacidad de simple representación visual del conocimiento.

El aprendizaje visual ha demostrado ser un excelente recurso para mejorar la calidad del aprendizaje, sobre todo en comparación  con los viejos y obsoletos métodos de la escuela del pasado; pero el hecho de ser protagonistas de la Era del conocimiento nos obliga a extender los modelos actuales del aprendizaje hacia niveles superiores de interactividad cognitiva, donde se combina la potencia visual de los mapas conceptuales con la potencia de la interacción cognitiva: los mapas conceptuales activos.

El aprendizaje activo está en la base del desarrollo de las capacidades del pensamiento crítico y del pensamiento creativo.

En la interacción con los mapas conceptuales, hay diversos modos de realizar el aprendizaje activo

 

Crear y/o analizar los mapas y bases de conocimiento, individualmente o en grupos.

 

Adaptar y desarrollar mapas hechos por otros.

 

Asociar documentos (aún multimediales) a los conceptos.

 

Interactuar con los conceptos, sus instancias y sus relaciones.

 

Pedirle respuestas al mapa realizar búsquedas conceptuales.

 

Categorizar conceptos y relaciones, y analizar sus categorías.

 

Buscar en el mapa (o en todos los mapas a la vez) para localizar conceptos y descripciones interesantes.

 

Interrogar las bases de conocimiento con varios tipos de preguntas, obteniendo respuestas, también a voz (un diálogo cognitivo).

 

Acceder a los conceptos más relevantes en modo selectivo, propuesto por Knowledge Master, para reducir el tiempo y el esfuerzo.

 

Ejecutar los recorridos semánticos, evidenciando las pistas cognitivas del mapa, trayectos de pensamiento.

 

Crear los propios recorridos semánticos, comentándolos.

 

Analizar las descripciones, los textos y los documentos asociados.

En el aprendizaje activo, la actividad de aprendizaje está    centrada en el estudiante

  

  

He aquí los efectos tangibles del aprendizaje activo:

 

 

El aprendizaje usando los instrumentos de la gestión del conocimiento y la comunicación multimodal (más cercana a la percepción humana) facilita la creación del conocimiento, porque utiliza del mejor modo la “dotación” mental del ser humano, la organización de la memoria, la percepción y motiva al aprendizaje. El resultado de estos procesos es un aprendizaje más fácil, más profundo y duradero.

 

El aprendizaje activo permite el aprendizaje de nueva información a través del compromiso y la participación más que a través de la memorización, utilizando también la visualización.

 

Cuando el conocimiento puede ser personalizado, los estudiantes adquieren una mayor  comprensión de toda nueva información y habilidad, mucho más que cuando aprenden información impersonal, abstracta.

 

Porque el aprendizaje (aún cuando es colaborativo o cooperativo) al final es un esfuerzo individual, la interacción con los mapas y su adecuación personal, individual, que se realiza activamente con el software apropiado, es un imperativo necesario para alcanzar la máxima eficiencia en el aprendizaje.

 

El aprendizaje y la participación de los estudiantes resultan estimulantes por la utilización de los mapas conceptuales .

 

Promueve la discusión y es un instrumento y un éxito importante del aprendizaje activo.

                     ARMANDO REYES ECHEANDIA

Anuncios
Posted in: Uncategorized